La USAL e Iberaval trasladan a los emprendedores las ventajas de la línea ‘ADE Financia’

La jornada ha contado con la presencia del vicerrector de Investigación y Transferencia.

El director general de Iberaval, Pedro Pisonero, ha destacado la apuesta de la sociedad de garantía por el sector emprendedor, durante su participación en la jornada “Oportunidades de financiación para innovación”, impulsada por la Universidad de Salamanca (USAL), que se ha celebrado en el Parque Científico de Villamayor.

El acto, presentado por el vicerrector de Investigación y Transferencia de la Universidad de Salamanca, Juan Manuel Corchado, ha servido para informar a los asistentes acerca de los proyectos que ofrece Iberaval para financiar iniciativas innovadoras. En concreto, Pisonero ha puesto de relieve el producto de ADE Financia, que permite bonificar la financiación de proyectos de I+D y para el que la Junta de Castilla y León ha reservado 500.000 euros este año.

La línea, impulsada por la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización (ADE), persigue apoyar proyectos de inversión empresarial y necesidades de capital circulante de autónomos y empresas con componente innovador, y cuyo coste final es cero. En concreto, plantea la bonificación de costes de la financiación de hasta 150.000 euros, con un plazo máximo de devolución de tres años, entendiéndose por tales el tipo de interés y la comisión de aval, así como la de estudio de la sociedad de garantía.

En este punto, ha señalado que el tipo de interés medio de las operaciones financiadas en Salamanca se sitúa en el entorno del 1,5 por ciento, dependiendo de la viabilidad del proyecto, así como comisión de aval del 1%.

Para obtener este respaldo público ha de cumplirse alguna de las siguientes condiciones:

  • disponer de una naturaleza de la empresa referida a innovación,
  • presentar una inversión superior al 50% de sus ventas anuales de sus últimos cinco años en un nuevo proyecto o para acceder a otros mercados,
  • contar como accionista con una compañía de capital riesgo o que le hayan financiado en los últimos 24 meses,
  • tratar de desarrollar un derecho tecnológico
  • que la empresa solicitante haya sido galardonada con un premio de I+D+i.

Durante su intervención, Pisonero ha desterrado la palabra “incertidumbre” y ha insistido en la idea de que “si a los autónomos les va bien, a Iberaval –que es una entidad sin ánimo de lucro- también”. En este sentido, ha recordado que la SGR es la que mayor masa social tiene en España, con 25.000 socios, de los que 2.200 se sitúan en Salamanca, y ha indicado que sólo en lo que va de año se han respaldado ya en esta provincia un centenar de proyectos por valor de 9 millones de euros.

Más información en Comunicación Universidad de Salamanca

Noticia publicada en los medios de comunicación:

Muchas gracias por comentar