La USAL estudia los cambios de la Muralla de Ávila en el tiempo en un trabajo internacional sobre enclaves europeos Patrimonio de la Humanidad

El Grupo TIDOP de la EPS de Ávila, dirigido por Diego González Aguilera, modeliza en 3D el ‘recinto amurallado urbano mejor conservado del mundo’ en el proyecto Cultural Heritage Through Time.

El mundo a sus pies desde los albores de la Edad Media, visto a través de 87 torreones, 9 puertas y 2.500 merlones. Pero, ¿fue siempre igual esa panorámica?, ¿cuántos cambios habrá experimentado la Muralla de Ávila a lo largo de sus 2.516 m. de perímetro con el pasar de los siglos, a merced de la voluntad caprichosa del hombre y del desgaste del tiempo?

Sobre estas cuestiones podrán arrojar luz en unos meses los investigadores del Grupo de Investigación Reconocido TIDOP de la E.P.S de Ávila dirigidos por el catedrático de Ingeniería Cartográfica, Geodésica y Fotogrametría Diego González Aguilera. Los científicos de la Universidad de Salamanca forman parte del consorcio de investigación internacional formado por destacadas universidades europeas que trabajan en el proyecto Cultural Heritage Through Time (CHT2). La iniciativa, impulsada por el Instituto Politécnico de Milán, persigue “poner en valor emblemáticos escenarios históricos europeos y su legado al patrimonio cultural de la humanidad a través del tiempo”, señala el responsable de la investigación española, González Aguilera, a Comunicación USAL.

En este contexto, la Muralla de Ávila fue seleccionada para su análisis en este innovador estudio de modelización en 3D que abordará la evolución del patrimonio a lo largo de la historia tanto por las “características que presenta, como por el amplio fondo documental histórico que posee, lo que permitirá desarrollar una investigación al detalle”, explica.

Al respecto, el responsable del GIR TIDOP (Grupo de Investigación sobre Tecnologías de la Información para la Digitalización 3D de Objetos Complejos) indica que, concretamente, la puerta del Alcázar, uno de los escenarios más representativos de la Muralla y del pulso vital de la capital abulense ha sido escogido como enclave principal para proyectar el trabajo CHT2 por reunir “todas las condiciones necesarias e idóneas para poder abordar un estudio de estas características y trazar una evaluación del mismo en el tiempo”, explica.

En este sentido, existen numerosos registros documentales que constatan que la Puerta del Alcázar ha sido objeto de múltiples transformaciones a lo largo del tiempo. Fuentes documentales que también reflejan los diferentes estados de conservación experimentados por el monumento con el discurrir de los siglos y que variaron considerablemente, mostrando desde alarmantes estados de deterioro hasta su reciente periodo de recuperación a partir del siglo XX, por citar un ejemplo.

Requisitos para formar parte de este proyecto a los que habría que añadir que el GIR TIDOP es, además, pionero en aplicar metodologías y herramientas de modelización en 3D para evaluar patrimonios culturales arquitectónicos y ha recibido numerosos reconocimientos nacionales e internacionales por sus trabajos en este ámbito.

 

 

 

Más información en Comunicación Universidad de Salamanca

Noticia publicada en los medios de comunicación:

Muchas gracias por comentar