La Universidad de Salamanca, pionera en la investigación de nuevos biomarcadores del autismo en bebés prematuros

El experto Ricardo Canal y su equipo desarrollan innovadoras líneas de trabajo que reafirman el compromiso en la investigación en TEA de la USAL.

Rompamos juntos barreras por el autismo. Hagamos una sociedad accesible’ es el tema elegido este año 2017 para celebrar el próximo domingo, 2 de abril, el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo con el objetivo de superar las numerosas barreras a las que se enfrentan las personas con TEA a la hora de disfrutar de sus derechos fundamentales y de formar parte plenamente de la comunidad.

Una conmemoración en la que participan las asociaciones Asperger y Ariadna de Salamanca y la USAL. Y un lema que hace suyo uno de los mayores expertos a nivel internacional sobre Trastornos del Espectro Autista (TEA) y profesor de la Universidad de Salamanca, Ricardo Canal Bedia, que asegura que “todavía nos queda un camino muy largo por recorrer, pero yo soy optimista, porque la sociedad está más concienciada y estamos en una buena línea en el desarrollo de herramientas y de investigación”.

Fruto de este optimismo y de una vida profesional dedicada plenamente a este trastorno neurológico, el también director del Centro de Atención Integral al Autismo-Infoautismo de la USAL acaba de iniciar una nueva línea de estudio a tres años sobre signos precoces del autismo por debajo de los 12 meses en bebés prematuros debido a que “presentan más riesgo que los nacidos a término”. Riesgo que se convierte en “muy alto con un nacimiento por debajo de las 28 semanas y también en los prematuros tardíos, nacidos antes de las 37 semanas pero por encima de las 32”, según explica Ricardo Canal a Comunicación Universidad de Salamanca.

 

Más información en Comunicación Universidad de Salamanca

 

Muchas gracias por comentar