Un grupo de la USAL aplica nuevos enfoques al estudio de la traducción del documento público

El Grupo de Investigación Reconocido (GIR) TRADOP aplica sus resultados tanto a la creación de pautas y herramientas para la traducción, como al campo de la didáctica y de la práctica profesional.

Ante la creciente internacionalización no sólo de la economía, sino también de las relaciones humanas, la traducción del documento público cobra una especial relevancia. Consciente de ello, el Grupo de Investigación Reconocido (GIR) de Traducción del Documento Público: Descripción, Estrategias y Aplicaciones (TRADOP) de la Universidad de Salamanca, estudia en profundidad desde hace más de 7 años este tipo de textos jurídicos, de los que se distinguen varias clases teniendo en cuenta el tipo de emisor: documentos administrativos, judiciales y notariales.

“Es necesario poseer un conocimiento textual sólido porque éste influye de forma decisiva en las estrategias cognitivas que el traductor aplica tanto en la lectura del texto origen como en la producción de la traducción”, explica la coordinadora del grupo, la profesora de la USAL Pilar Elena.

traduccion-e-interpretacion

Para realizar este estudio textual en profundidad, el grupo aplica un modelo de análisis pionero, ya contrastado en diferentes trabajos de investigación, en algunas clases de texto  representativas de los ámbitos arriba mencionados. “Este modelo está basado en una concepción del texto como un sistema dinámico compuesto por varios niveles (nivel funcional/situacional -¿para qué se produce un texto? ¿quién lo produce, para quién, dónde, cuándo? -, de contenido temático -¿qué contiene el texto y cómo lo refleja macrotextualmente?- y formal/gramatical -¿qué medios lingüísticos y formales se emplean?-), entre los que existe una relación de condicionamiento mutuo. Su aplicación permite realizar un estudio cualitativo y pormenorizado del documento público que posibilita además un análisis contrastivo entre los documentos similares en las otras lenguas y culturas tratadas”, señala Elena.

Junto al conocimiento textual contrastivo, el estudio jurídico comparado constituye uno de los pilares de la metodología empleada por el grupo TRADOP, ya que permite conocer las diferentes realidades jurídico-institucionales que subyacen a los textos y se plasman en ello. Como detalla la coordinadora del grupo, “este método parte de la base de que cada ordenamiento jurídico constituye un sistema cerrado que dispone de conceptos y figuras jurídicas propias, pensadas para funcionar dentro de este mismo sistema, pero que no necesariamente tienen que existir también en otro ordenamiento jurídico”.

Los resultados de estos estudios se aplican tanto a la creación de pautas y herramientas para la traducción (como por ejemplo la elaboración de glosarios terminológicos y fraseológicos) como al campo de la didáctica y de la práctica profesional. “Nuestra línea de investigación pretende unirse a los esfuerzos de otros investigadores por describir el texto y la modalidad de traducción judicial/jurada a fin de fomentar y mejorar las actitudes, habilidades y conocimientos de los futuros profesionales de este tipo de traducción, lo que redundará en beneficio del conocimiento textual y socio-profesional, de la enseñanza de este tipo de traducción y del ejercicio profesional”, concluye.

Difusión e innovación docente

Además de este trabajo de investigación, el grupo participa en actividades de difusión –como congresos, cursos o seminarios- y de innovación docente. En este sentido, en los últimos años ha desarrollado sendos proyectos titulados ‘La enseñanza de la traducción especializada y su aprendizaje activo’ y ‘Adaptación de la enseñanza de la Traducción Especializada y su aprendizaje activo al EEES’. En la actualidad el equipo está compuesto por Silvia Roiss, Iris Holl, Cristina Valderrey y Petra Zimmermann, además de por la propia Pilar Elena.

Muchas gracias por comentar