Nuevos géneros de tortugas gigantes terrestres europeas

La colección de la Sala de las Tortugas de la Universidad de Salamanca sirve para analizar el origen de las tortugas gigantes terrestres que habitaron en Europa.

Investigadores de la Universidad de Salamanca y de la UNED han publicado un artículo en el que describen un nuevo género de tortuga terrestre gigante gracias a fósiles de hace 40 millones de años que fueron encontrados en el yacimiento de Mazaterón (Soria) en la década de 1990 y que se han conservado hasta ahora en la Sala de las Tortugas de la USAL. El nuevo género es Pelorochelon y el ejemplar que sirve como holotipo, es decir, como referencia para el género, es de la especie Pelorochelon soriana, que alcanza una longitud de 70 centímetros. Además, este descubrimiento, ha servido también para revelar la existencia de un nuevo género de tortuga gigante en Francia, denominado Fontainechelon.

Holotipo para el género Pelorochelón
Holotipo para el género Pelorochelon

Un artículo publicado en la revista científica Zoological Journal of the Linnean Society recoge estas novedades, pero la historia comenzó cuando, hace más de 25 años, se localizaron numerosos fósiles en Mazaterón. Entre ellos abundaban los mamíferos, que fueron los que más llamaron la atención de los paleontólogos en la época y permitieron describir nuevas especies. Sin embargo, también había otros animales como tortugas y cocodrilos que acabaron en la Sala de las Tortugas de la Universidad de Salamanca, la mayor colección de testudínidos (tortugas terrestres herbívoras) primitivos de Europa. En aquel momento los expertos ya destacaron que era la primera vez que en España se encontraban restos de tortugas terrestres gigantes del Eoceno, pero la investigación no dio para más.

Hasta ahora están inventariados unos 23.000 ejemplares de la colección salmantina, pero falta por hacer este trabajo con otros muchos, entre 5.000 y 10.000, según explicó Santiago Martín, director científico de la sala, en la presentación de estos hallazgos ante los medios de comunicación. Por eso, no es de extrañar que hayan pasado tantos años hasta que han podido analizar los fósiles que han permitido describir el género Pelorochelon. Este trabajo ha permitido comprobar que estas tortugas no se corresponden con las del registro norteamericano, por eso, los investigadores no sólo han descrito un nuevo género a partir del ejemplar hallado en Soria, sino que también han revisado otros hallazgos fósiles europeos y han descrito un nuevo género en Francia (Fontainechelon, en honor al fabulista francés La Fontaine, que incluyó tortugas en varias de sus fábulas) y una nueva especie en Alemania.

Caparazón de la tortuga en comparación con la actual. Imagen UNED
Caparazón de la tortuga en comparación con la actual. Imagen UNED

“La Sala de las Tortugas tiene tanto material que supone una gran ventaja, el poder comprender cómo era el esqueleto completo de estos animales”, comentó Adán Pérez, investigador del Grupo de Biología Evolutiva de la UNED. Este científico destaca la relevancia de las tortugas de Mazaterón para interpretar la historia evolutiva de los grupos de tortugas que habitaron Europa.

Las tortugas terrestres son un grupo de reptiles antiguo, abundante y diverso, pero en la actualidad tiene una presencia escasa en esta zona del mundo, con sólo dos especies en zonas muy reducidas de la península ibérica y que no superan los 20 centímetros de longitud. En otras épocas llegó a haber tortugas en Europa cuyo caparazón podía alcanzar los dos metros de longitud.

Las posibilidades de la sala

Los investigadores están convencidos de que entre los fósiles de la Sala de las Tortugas de la Universidad de Salamanca que quedan por catalogar habrá material para describir nuevos géneros de animales, algo que no ocurre todos los días. “Esta presentación tiene una importancia mundial, estamos ante un nuevo género de tortugas y ante el ejemplar más antiguo de las tortugas terrestres europeas”, destacó Emiliano Jiménez, profesor jubilado de la USAL y verdadero artífice de una colección que ahora lleva su nombre como Sala de las Tortugas ‘Aula Emiliano Jiménez Fuentes’.

Referencia bibliográfica 

Adán Pérez-García; Francisco Ortega; Emiliano Jiménez Fuentes. Taxonomy, systematics and diversity of the European oldest testudinids. Zoological Journal of the Linnean Society: 177, 648–675.http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/zoj.12381/abstract

 

Muchas gracias por comentar