Rodolfo Carpintier, a la izquierda, junto al vicerrector de Investigación y Transferencia de la USAL, Juan Manuel Corchado.

“La conjunción de todas las tecnologías en internet produce resultados rápidos a menor coste”

El inversor Rodolfo Carpintier participa en una jornada de la Universidad de Salamanca sobre las tecnologías que van a cambiar la economía.

JPA/DICYT La Universidad de Salamanca ha acogido esta tarde la jornada ‘Tecnologías disruptivas que cambiarán nuestra economía: emprendimiento e innovación’. En colaboración con la Junta de Castilla y León y el proyecto Welcome, la sesión ha reunido a emprendedores, inversores y público interesado para hablar de financiación de la innovación y el emprendimiento.

El inversor Rodolfo Carpintier, que en el pasado hizo posible el despegue de negocios como Tuenti o BuyVip, quiso transmitir “un impulso optimista para ser capaces de aprovechar las numerosas oportunidades que ofrece el siglo XXI” y aseguró que para ello “sobra financiación”, pero que el problema está en que no hay muchos proyectos que la merezcan. “Hay que buscar aquellos que realmente tengan la capacidad de escalar y ser globales”, afirmó en declaraciones recogidas por DiCYT.

En su opinión, en España hay mucho talento para emprender pero pocas personas que den el paso. “La cultura emprendedora se enseña, aunque hay quien nace con ella, y las universidades y escuelas de negocio están volcadas” en ello. Rodolfo Carpintier cree que cada vez hay más oportunidades y que “la gente que realmente tiene interés por emprender termina haciéndolo”.

“Estamos en pleno siglo XXI y el 90% de las empresas son del siglo XX, así que está todo por hacer y hay oportunidades de negocio en cada esquina, sólo hay que saber verlas”. Muchos de esos negocios anclados en el pasado tendrán que evolucionar y otros se inventarán por completo, según el inversor.

Aunque en España está creciendo la innovación, “venimos de una época en la que hemos hecho mucha innovación teórica y ahora tenemos que ser capaces de convertirla en productos realmente comerciales”. Para ello, “las universidades tienen que ser rompedoras, tienen que crear la masa crítica de talento que necesitamos”.

Cambios vertiginosos

Carpintier ha puesto varios ejemplos que, en su opinión, ponen de manifiesto cómo el mundo está cambiando a un ritmo vertiginoso. En este sentido, ha hecho referencia a una jornada en la que estuvo en París hace pocos días, en la que “uno de los ponentes dijo que en estos momentos ya hay alguien en el mundo que iba a vivir 1.000 años”. Si se va a producir un cambio como ese, “en los próximos 10 años se va a tener que reinventar mucho de lo que conocemos”. De hecho, hace una década nadie se hubiera imaginado una aplicación como WhatsApp, comentó.

Para el conocido inversor, la innovación no procederá de sectores concretos, sino que será transversal. “Evoluciona la nanotecnología, la inteligencia artificial, la robótica, y lo que realmente es más interesante es la conjunción de todas las tecnologías en internet, todo el mundo está comunicado y la innovación abierta cada vez produce resultados más rápidos a menor coste”, agregó.

Esta jornada se enmarca dentro de una serie de acciones de la Junta que tienen como objetivo impulsar el emprendimiento innovador. La intención es “impulsar, educar y acompañar en el arranque a los nuevos negocios”, según Mar Sancho, directora general de la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial de la Junta de Castilla y León. Por eso, esta sesión se repetirá en otras universidades de la comunidad y se realizarán próximamente nuevas actividades.

 

Muchas gracias por comentar