El nuevo director del INCYL en su despacho

“El INCYL tiene que hacer una apuesta fuerte por la excelencia”

Entrevista a Manuel Sánchez Malmierca, nuevo director del Instituto de Neurociencias de Castilla y León de la Universidad de Salamanca.

El investigador Manuel Sánchez Malmierca se ha convertido recientemente en director del Instituto de Neurociencias de Castilla y León (INCYL) de la Universidad de Salamanca. Por delante tiene el reto de mejorar un centro que cuenta con un centenar de profesionales que investigan el cerebro, aspectos muy diversos como el sistema nervioso y enfermedades neurodegenerativas.

“El INCYL se encuentra en un buen momento, pero podría estar mejor. Como siempre, el problema es la escasa financiación, que nos limita la posibilidad de incorporar personal y atraer investigadores que nos den un impulso”, comenta Sánchez Malmierca. No obstante, “los que estamos también hacemos cosas muy buenas”, añade.

Entre los objetivos más inmediatos, el instituto intenta consolidar el Banco de Tejidos Neurológicos, más conocido como banco de cerebros. “Nos permite tener una base de cerebros patológicos y de cerebros normales, ya que no sólo son importantes las donaciones de enfermos de alhzéimer y párkinson, sino también las de cerebros sanos para poder compararlos”, afirma. Para ello, es necesario realizar “un esfuerzo de comunicación con la sociedad”.

Hasta el momento, ya se encuentran almacenados 21 cerebros, pero a esa cifra hay que sumar 151 donantes potenciales registrados, es decir, personas que donarán su cerebro cuando fallezcan. El problema es que el INCYL tiene que negociar todos los años cómo mantener un puesto de técnico que se encargue del mantenimiento. “Sería bueno que pudiéramos consolidar ese puesto y olvidarnos de ese problema”, señala el director.

Sin embargo, el objetivo a largo plazo es mucho más ambicioso: intentar conseguir el sello de excelencia Severo Ochoa que concede el Ministerio de Economía y Competitividad a los principales centros de investigación científica y supone una importante inyección económica. “Soy consciente de que es muy difícil, pero hay que intentarlo y, si nos dicen que no, volveremos a pedirlo. Tenemos que hacer una apuesta fuerte y veremos dónde llegamos, pero si la apuesta es baja, no pasaremos de ahí”, destaca Malmierca.

En su opinión, la calidad de los científicos del INCYL les da muchas opciones. Entre líneas de trabajo actuales destaca el proyecto europeo sobre neurotrofinas y dolor del equipo de Juan Carlos Arévalo. Además, están en marcha otras dos solicitudes de proyectos europeos y un proyecto de formación que permite que los doctorandos del instituto puedan realizar parte de su tesis en diversos países del mundo.

Asimismo, varios grupos de investigación se encuentran plenamente consolidados, con diversos proyectos de investigación, abundante financiación y publicaciones. El objetivo es apoyar al resto para que consigan proyectos de investigación que les proporcionen las herramientas necesarias para mejorar.

Manuel Sánchez Malmierca

Por otra parte, el INCYL es parte del Instituto de Investigación Biomédica de Salamanca (IBSAL), que supone estar más en contacto con la parte clínica. En cualquier caso, “hay que subrayar que la investigación básica es muy importante”, comenta el director, “de hecho, no creo que haya investigación básica o clínica, sino distintos periodos. Al principio, cualquier investigación es básica y después de años la idea es que esa investigación se traslade. Todos queremos descubrir un tratamiento para curar una determinada patología, pero hay gente que trabaja en el laboratorio mirando células y otros que desarrollan fármacos gracias al trabajo previo”, agrega.

El INCYL también pretende estar más en contacto con la sociedad, reforzando iniciativas como la Semana del Cerebro o las visitas de colegios e institutos. Dentro de esa estrategia de darse a conocer como centro de investigación, la celebración del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca puede suponer un impulso. No obstante, “lo importante es que dentro de 10 años seamos mejores de lo que somos ahora”, asegura Sánchez Malmierca.

Muchas gracias por comentar